“Así empieza lo malo” de Javier Marías -otras perspectivas-

“Así empieza lo malo” vuelve a recrearnos en  una prosa excelsa, algo cansada ya -al menos en cuanto a ese  contenido cautivador que paralizaba toda lectura hasta nuevo aviso- solo posible gracias a la pluma de Javier Marías.   Ese Nobel pospuesto –vaticino yo- al que, como otros muchos, le llegue tal vez el reconocimiento tarde. Sintiéndose, tal vez inconscientemente, obligado a reescribir lo ya dicho –para que nadie lo imagine retirado- haciendo paradójicamente de sí mismo un personaje más de sus novelas:  al envilecer las cosas ya no por lo que son, sino por lo que hacemos de ellas al decirlas y repetirlas los unos y los otros con distintas voces o perspectivas.

 “Al terminar Tu rostro mañana estaba agotado. No en el sentido de “seco”, como si ya lo hubiera dicho todo, sino agotado física y mentalmente” Afirmaba Marías a Michel Braudeau en febrero de 2005 en una serie de diálogos titulados “A propósito de un tal Marías”. Posteriormente nos sorprendió con una novela breve “los enamoramientos” que tan sólo adolecía, desde mi perspectiva, de una sensibilidad poco femenina por parte de Javier Marías para atreverse a hacer de un personaje femenino la primera persona del relato. Por lo demás, Marías demostró que aún tenía algo que decir, que su prosa no decaía, y que tal vez nos había regalado un pequeño apéndice de su gran obra Tu rostro mañana.

La última entrega de Marías ha sido algo decepcionante: aunque su prosa sigue siendo envidiable tiene un tono más forzado y artificial, sus reflexiones son escasas comparadas con las que hacía en otra obras, y ahora sí, entiendo que tal vez ya no tengas nada nuevo que decir. Nuestro mundo a menudo es excesivamente angosto, y más cuando la edad nos ayuda a sintetizar aquello que creemos haber descubierto como fundamental en la vida, solo podemos volvernos reiterativos: traiciones, desconfianzas, secretos, mentiras, pasiones y razón, apariencia social, rumores, cotilleos, mala voluntad….soledad en última instancia,  admirado Javier. De todo lo demás ya nos has hablado, y ha sido un placer aprender de tu lenguaje y leerte.

Si la última vez te expresé, después de mucho buscar, que a “los enamoramientos” le faltaba un auténtico corazón femenino  -he observado que en esta última los has exterminado, ya que ningún personaje femenino habla con voz propia- ahora deseo que tu próxima novela brote de tu necesidad de decir lo que no has dicho, nunca de que noten tu presencia aquellos que deberían haberse dado ya por enterados. Eso siempre nos desvirtua.

Gracias por escribir y disculpa mi osadía.

Un comentario en ““Así empieza lo malo” de Javier Marías -otras perspectivas-

  1. Pingback: “Así empieza lo malo” de Javier Marías -otras perspectivas- | nomecreocasinada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s