Siendo y ser

No hay dialogo más estéril con uno mismo que el monólogo, donde yo digo y yo reafirmo. Aunque parezca una trampa lingüística, solo aquel que desde su “siendo”, puede dejarse interpelar por su “ser”, alcanza esa dialéctica de la sabiduría, dolorosa tal vez, pero única vía hacia la claridad mental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s