RE-CORDAR

El oscuro silencio nocturno no puede enderezar los desvaríos diurnos. Cerrar los ojos no arrebata la existencia a lo visible, que ya no vemos. De igual forma,  los estragos infringidos por voluntad o insensibilidad no se evaporan con el crepúsculo o el ocaso.

Re-cordar es esa capacidad que aun gestada en el espacio y el tiempo los trasciende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s