Fatalismo lingüístico

El intervalo de tiempo en que elaboras un escrito, ese inicio impreciso e indeciso, y ese punto final, que de facto es siempre un punto y seguido, en que el lenguaje te sienta como un vestido estrecho porque nunca encuentras tu peso ideal, es quizás el momento más trágico para el que desea escribir.  Un episodio no solo de apariencia fatal –como en las tragedias clásicas- sino de profundo fatalismo, porque  socava la posibilidad del decir substancial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s