Lenitivos, no gracias

No hay acontecer, donde no hay conciencia, no hay plenitud del yo donde no hay dolor. Cualquier intento de mitigar la manera de ser en el mundo del hombre, es un burdo cuento de hadas que acaba violentamente con la ingenuidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s