Caducidad

Hay pálpitos que advierten que algo caduca. Es decir, su inercia natural agota la energía hasta desvanecerlo. Cuando esas alertas se asoman, esporádicamente, deberíamos plantearnos que perdió sentido, tal cual, en nuestro acontecer. Y recrear aquello que por caduco, no es que ya no deba ser sino, exige otro modo de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s