Terminator es: Houellebecq

Hay escritores, con la suficiente proyección nacional e internacional,que no pueden ir dejando tras de sí el rastro de sus pulsiones más primarias, sin meditar en absoluto las consecuencias que pueden derivarse de sus despojos. Una cosa es la voluntad de desenmascarar verdades y  otra, bien distinta, crear ficciones con  los temores más arraigados y virulentos de sus congéneres. Estoy pensando de entrada en Michel Houellebecq Sumisión (2015). Pero, podríamos añadirotros nombres que cumplen una función no preventiva, como sí era la de 1984 de Orwell o el mundo feliz de Huxley, sino devastadora y a mí entender destructiva, aunque de forma ficticia, no con el realismo que lo hace el escritorfrancés, al partir de un dolor actual que sigue en carne viva.

A mí entender el nihilismo debe desplegarse como metafísica de la existencia, nunca como motor anclado en el siendo mismo si eso puede desatar una matanza entre humanos. Señor Houellebecq,si no puede con su vida busque alternativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s