Certezas: otra quimera

Si tuviéramos alguna certeza, pongamos por caso, que estamos aquí –superando cualquier filigrana cartesiana-¡Vaya nimiedad! Tan solo tendríamos el reto de saber qué hacer con ese estar aquí, tras haber identificado el porqué y el para qué.

Si las  certezas que, no fundamentan más que interrogantes insoportables, no son más que  certezas letales,  entonces no hay certezas propiamente dichas.

Un comentario en “Certezas: otra quimera

  1. Para alcanzar certezas hay que saber dudar a tiempo e interrogarse como bien haces. Decía el poeta persa Omar Khayyam que: “Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.”
    Tal vez sea nostalgia ese sentir calor y frío a la vez, ese tener la plena evidencia de que la felicidad estuvo alguna vez en tus alas… tal vez una gran certeza sea estar aquí donde se te necesita y no allá donde se te extraña….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s