Destellos

Vemos reflejos en la penumbra que asoman luz, y nuestro deber, para con todos, es allanar la opacidad que impone la tristeza, y dejar que el ritmo de lo que tenga que ser destello, sea.

Tampoco, quien solo muestra la podredumbre es más fiel al mundo, que quien siempre la oculta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s