Pausar la vida

Todo se despliega al ritmo vertiginoso que nuestro sistema de no-vida ha impuesto. Mientras, solo unos días resisto a alcanzarlo y seguirlo. Tras ese sobresfuerzo todo se me va fugaz, sin atisbar, tan siquiera, qué se ha ido

Ese desfase, entre mi existir cansado y el mundo acelerado, se torna lentamente en lo que unos denominan singularidad, otros rasgos fermiónicos y elos más trastorno mental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s