Héroes para vivir y para morir

Respiramos para no morir por eso, respirar, es un acto vegetativo; vivir es otro asunto que exige autoconciencia y voluntad. No obstante, no podemos querer la vida solo porque ya la poseemos, ella debe mostrarse deseable en sí misma, porque la conciencia de lo que implica vivir nos hace prófugos vitales, a no ser que una energía erótica -en el sentido platónico- nos retorne un querer contra todos los designios.

Si Eros ha caducado y si no hay voluntad nietzscheana, seguirá habiendo héroes: los prófugos que lidian frontalmente con la muerte y los que resisten haciendo lo propio con la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s