Por querer ser dioses

Si todo fluye –como sentenciaba Heráclito- no cabe horizonte alguno, en consecuencia aprehender no puede ser navegar por la corriente incierta del río heraclitiano. ¿Qué nos resta para no desesperarnos? Occidente se salvó a sí mismo nada más nacer a la racionalidad, asegurando que esta captaba algo metafísico que constituía lo real. Una cultura que se instala sobre la nada –no solo del relato ontológico, sinó también político, religioso, filosófico- sigue elevándose sobre ese vacío demoledor  -creo que Nietzsche debió de llorar más de un día-

Así, los hechos parecen ficción, y las ficciones son menos creativas que la realidad. La ironía es humor diáfano y todo es pura exposición y trasparencia superficial, en un mundo donde lo que acontece es pornográfico, por eso lo representamos como estética Kiss.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s