¿Cobardes?

Con cada exhalación vivimos unos segundos más, ganando o pasando el tiempo, restando ávidos de la inspiración que nos renovará el aire la mente y quizás las ganas. En ese ritmo constante, pausado o no, estamos viviendo y decidiendo la vida. Quien se deja llevar sigue el latido vivo, quien decide no seguir debe actuar para romper el ritmo. ¿Quién dijo cobardes? Hay quien no decide, vive. Alguno decide: vivir o actuar para morir.

Vivir es, a veces, la pasividad del vencido, de quien no tiene hálito más que para cubrirse de los golpes. Morir por el contrario es, a veces, la victoria de quien perdió el miedo definitivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s