Vivir leyendo

Delante de mí, los libros como antesalas de la vida y tras ellos, la vida misma. No siempre fue, en mi biografía, este el orden de la esencia y sus preámbulos. También hubo un tiempo en que zambullida de pleno en la vida, y casi mareada –delante de mí la vida- fui en busca de auxilio y me topé con los libros –y tras ella, los libros-

Sea como fuere, cuando ayer un operario que vino a casa me preguntó escéptico: ¿Usted se ha leído todos estos libros? Le respondí: no, porque todos no son míos, pero muchos me han dado un repaso ellos a mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s