Híbridos fracasados

Cuando entre los humanos se crean conflictos derivados de la emoción y de la pasión es casi imposible dirimir la naturaleza de lo acontecido, ya que se enturbian el qué y el cómo.

Lo que los hunde más en el absurdo es el dolor que van provocándose, incluso cuando el vaporoso conflicto ha diluido todo.

Nuestra capacidad de ser híbridos entre razón y emoción parece una quimera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s