Contra lo posible

No hay Absolutos, nada es inquebrantable. Acaso, si algo lo fuese debería serlo por consenso universal. Esta evidencia es la que alienta a los poderes fácticos a sacralizar por decreto humano y a disgregar y atomizar al individuo para imposibilitar ninguna naturaleza de pactos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s