Espejismos

Mientras irradiemos ambigüedad en nuestros gestos y decires, y el otro envuelto en la perplejidad paralizante, atónito, hierático, se aleje; nada, absolutamente nada nos habremos humanizado.

Quien siembra la desconfianza, la alerta y el desconcierto, no busca más que un alter espejo, porque la auténtica alteridad genera fluidez, intercambio y transparencia entre los egos que pasan a ser identidades en diálogo con otras.

Los reflejos estáticos del yo no son más que espejismos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s