El sauce llorón

Siempre me han gustado los sauces llorones, tal vez porque son una expresión estética de un sentir profundamente humano pero natural, sin tintes trágicos.

Su cadencia verde y plácida rememora ese curso vital ante el cual solo nos queda llorar. Sí, contra quien alienta a sonreír siempre, pase lo que pase, reivindicamos el derecho a llorar sosegadamente, como un sauce, cuando la vida nos brinde la ocasión.

Porque lo mejor, seguramente es lo apropiado, es decir, lo que se ajusta a la naturaleza de la situación.

Sabiendo que toda expresión es oportuna en su lugar y tiempo, saldremos a plantar sauces llorones bajo algunas ventanas. Ellos serán testigo fiel y silencioso de las solitarias lágrimas de quien no cree tener derecho al llanto que consuela.

Desde aquí, junto a un sauce llorón sito en Soria, cada día los recordamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s