Paradójico

Entre ecos y voces anónimas calibraba siempre el encuadre espacio-temporal en que se hallaba. Había incorporado estrategias para discernir lo anómalo –delirios- de lo normal o normativo. Ya solo se trataba de mostrar ese aspecto fingido de su ser normalizado. Su expansión y expresión plena siempre tenían su parcela resguardada en el ámbito de lo verídico.

Allí, sin constricción alguna, su mente vagaba creando mundos alternativos que, curiosamente, siempre eran la respuesta benévola al declive humano que dictaminaba su actitud de locura. Quizás, lo que algunos no pudieron fue soportar tanta verdad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s