El justo azar

Si el mundo estuviera regido por el azar no necesariamente todo tendería a un mayor caos e injusticia, es decir, a un estado en que ninguna cosa ocupara el lugar que le pertenece por naturaleza. Aunque conceptualmente para nosotros así debiera ser, los hechos nos interrogan.

Parezca o no una frivolidad la lotería, el azar de un juego tradicional en el que muchos ponen su esperanza, aunque sea la última brizna que les queda, en estas fechas navideñas, este año –y durante la crisis, momento en que tal vez he puesto más atención, es algo reiterado- ha reparado algunas desigualdades en Roquetas (Almería). Una localidad castigada económicamente, con alta tasa de inmigración y donde ayer muchos, más que reír, lloraban. Mientras observaba las imágenes, pensaba que ciertamente el que derrama lágrimas ante un premio económico de tal envergadura es porque se gastó el dinero que no tenía en un décimo, porque su situación era, no mala, sino de supervivencia diaria y alguien que ha llevado una vida así y ya no cree en milagros, le cuesta asumir que tal vez haya un Dios Azar, al que a veces “se le hinchan las…”

En cualquier caso, apuesto por el azar que arbitrariamente favorece a los que, habiendo un Dios, siempre son desfavorecidos. Porque no admito –sería el colmo- que con lo que está sucediendo a lo largo y ancho del globo nadie vaya a argumentar la tontería de que ha intervenido Dios en el sorteo de la lotería. Sería un demonio más que un Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s