El hormiguero de Pablo Motos: los jóvenes-hormiga

Una vez más, hemos topado frontalmente con ese tipo de empresas económicamente potentes que aprovechan la coyuntura de una crisis para enriquecerse más, aunque sea a costa de la miseria de los trabajadores que parecen tener menos importancia en su cadena productiva porque no “salen en pantalla”.

En este caso, hablamos de Antena3 y su programa tal vez de más audiencia “El hormiguero”, que parece haber realizado una convocatoria de empleo en la que busca físicos, químicos o ingenieros con conocimientos de informática y nivel medio de inglés, más una serie de habilidades y capacitaciones que uno adquiere al menos con un lustro de experiencia por el enorme sueldo, a jornada completa, no especifica si brutos o netos, de entre 900 y 1000 euros.

Leída esta oferta de trabajo, a la primera víctima se le cae el alma troceada al suelo. Y no es para menos. Porque si el esfuerzo de tener un grado universitario en ciencias o una ingeniería, más el nivel B2 de inglés que te permite tener una conversación básica, y no se sabe qué conocimientos informáticos ya que no lo especifican, comporta tener un trabajo en una de las primeras cadenas televisivas del país que no implica poder independizarte y vivir autónomamente, sino seguir en casa de tus padres, ¿qué más queda por hacer? Es cierto que podría no tener trabajo el mencionado individuo, pero siempre cabria la esperanza de que cuando lo tuviese su vida se convertiría en una vida de adulto. Si, por el contrario, teniendo un trabajo que a priori se podría calificar de bueno, lo que le espera es una adolescencia eterna, me temo que la sociedad les está transmitiendo un mensaje muy claro: Bárcenas es el “puto amo” como decía El Gran Wyoming.

Desconozco la situación de los trabajadores actuales de Antena3, pero denuncio la desfachatez y la falta de pudor con la que los responsables del programa El hormiguero son capaces de realizar una oferta de trabajo que implica un abuso y una explotación de trabajadores que por su cualificación merecerían de entrada un mínimo más decente. Al menos que les permitiera mantenerse a sí mismos pagando un alquiler medio y sufragando los gastos que supone vivir. ¿Sino pueden ellos quién podrá vivir a partir de ahora en este país?

Una cadena que se hace cómplice de éste tipo de abuso merece la indiferencia y el boicot, por parte de los ciudadanos que queremos un país donde los jóvenes tengan futuro, aunque no tengamos programas donde acudan estrellas mundiales a hacer monerías.

Por eso invito desde aquí, a cambiar de canal y bajar premeditadamente la audiencia de El hormiguero, para que se desmarque de este trato denigrante a los trabajadores y sitúe los salarios donde el nivel de vida exige.

Referencia: https://t.co/msuAjaFLrB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s