Si te educo,no te aburres (ja,ja, ja…)

La constatación de que el proceso de aprendizaje tiene lugar de forma privilegiada en la relación maestro-discípulo cuando ésta es significativa, es decir, cuando la autoridad moral y la admiración que despierta el maestro cautiva la mente del alumno y surge en él la sed de saber –eso que hoy llamamos motivación del alumno y que nadie sabe por dónde empezar- Traducido a nuestros días, sería algo así como que el profesor debe ser un líder en el aula, liderazgo conquistado por su saber –en el sentido clásico, de nuevo- que al conectar emocionalmente con los alumnos es la relación emocional que se establece entre profesor y alumno es la clave para la motivación de éste.

 

Mencionaba anteriormente las dificultades que encontramos los profesionales de la educación para “motivar” al alumno. La motivación es un impulso o una pasión que surge del individuo y lo lleva a la acción. ¿Cómo mover a un adolescente cuya tendencia es la de moverse sólo por interés? Obviamente despertando su interés, pero teniendo en cuenta que el contenido que vamos a presentarle –aunque sea como medio para desarrollar una determinada actitud en él- difícilmente va a interesarle, debemos incidir no en el objeto de aprendizaje sino en las emociones del sujeto de aprendizaje. Si conseguimos la empatía necesaria, el alumno se verá atraído por alguien con quien conecta, sus gestos, sus propuestas le podrán resultar atrayentes y su actitud será positiva en tanto en cuanto buscará el reconocimiento de aquél que él considera digno de admiración. Ejercer el liderazgo en el aula pasa necesariamente por establecer un vínculo empático que facilite el proceso de aprendizaje.

Ana De Lacalle. El Príncipe destronado. El liderazgo del profesor.Ed.Bubok 2012.

https://nocreocasinadaelocaso.wordpress.com/2012/08/28/el-liderazgo-del-profesor/?share=press-this&nb=1

Decía Fernando Mora en una Contra de la Vanguardia (11/3-2013) que nada que no pase por nuestra emoción nos sirve para nuestro aprendizaje. Esta constatación que puede emanar del sentido común y de la experiencia docente atenta –como muestra el fragmento anterior- ha sido, parece, demostrada por la neurociencia. Bien, porque en la medida que la investigación científica avale aquello que el contacto humano con una base empírica sustanciosa y una actitud de observación realizada desde las funciones fundamentales de todo ser humano (razón y emoción)ha constatado ya, dejará de ser una opinión menospreciada para ser un conocimiento científico, equivalente en nuestro entorno social, casi a una verdad. Y este hecho para los profesionales de la educación tiene la ventaja de poder ejercer su labor educativa sin ser cuestionado continuamente, gracias a la autoridad de la ciencia, porque como está demostrado el profesional de la educación no tiene autoridad ni para los que ponen en sus manos la educación de niños   y jóvenes.

Añade además el profesor Mora que Enseñar significa emocionar, evocar su atención desde dentro, y es posible instrumentar cómo empezar una clase: hay que ser provocador, hay que inyectar curiosidad. Este juego casi de seducción del maestro hacia los alumnos, solo puede realizarlo éste constituyéndose en el centro principal de interés del aula, en el líder que conmueve, emociona, aunque para ello se sirva de instrumentos que contribuyen y potencian sus objetivos, pero que nunca lo sustituyen. Porque lo que un maestro puede dar en el aula a un alumno nadie más puede dárselo: emocionarlo aprendiendo.

Porque como concluye F.Mora no hay nada de lo que yo piense, razone o decida que no tenga una base emocional. No hay razón sin emoción.

¿Esto significa que los alumnos no se aburrirán en la escuela, que siempre irán contentos y entusiasmados y que por tanto no habrá fracaso escolar?

No hay sistema educativo que pueda ni deba combatir totalmente el aburrimiento. Como no existe familia que lo haga, ni grupo de amigos, ni ninguna actividad en la vida.

El aburrimiento es un estado ineludible al que todo individuo debe enfrentarse en su proceso de crecimiento que considero cumple dos funciones básicas: posibilita que el individuo empiece a lidiar con su soledad y a desarrollar su interioridad y creatividad. Si nos encontramos siempre acompañados y en plena actividad, nuestro yo no tiene espacio para su construcción y su fortalecimiento.

La experiencia de aprendizaje, bien estimulada, debe pasar también por momentos de soledad, desánimo, aburrimiento –derivados tal vez de la impotencia, porque su contrario debería poder resolverlo con prontitud el profesor- y ejerciten la voluntad y la capacidad de esfuerzo, así como la búsqueda de recursos para resolver las dificultades –entre los cuales siempre se halla el profesor que debe intentar medir qué elementos pone a su disposición en cada momento- porque solo esta persistencia en el trabajo dará como resultado una satisfacción en la obtención de los resultados y un refuerzo de la autoestima. El docente es en cada materia el personal cualificado para dosificar este trabajo personal y el trabajo en el aula que es donde cuenta con la ayuda y presencia del mismo.

No podemos tener miedo a que los alumnos se aburran porque la sociedad que les rodea sea un paraíso del ocio rápido y fácil. Si la escuela es muy exigente se quedará sin clientes porque los padres los cambiarán de centro. Ellos sabrán qué quieren para sus hijos. Si en algún momento de la historia la educación ha sido un elemento revolucionario es, evidentemente porque no se dedicaba a reproducir clones adaptados al sistema dominante, sino sujetos críticos con el tipo de sociedad en el que estábamos inmersos. Lástima que la escuela sometida al poder económico y político está lejos de aquel ideal y prueba de ello es la eliminación progresiva de todo el bagaje cultural humanístico del currículo académico.

Solo queda que, como en todo proceso decadente, algunos héroes resistan.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s