Cumplir años

Para dar cuenta del inconveniente de haber nacido, Cioran, mi maestro de fatigas, escribió una obra de aforismos y pensamientos breves. Partiendo del supuesto cultural de que el nacimiento no es contratiempo alguno, considero que la frase acuñada por el filósofo rumano encierra en sí misma un desacuerdo cultural básico: nacer no tiene por qué ser mejor que no venir nunca a la existencia.

Hemos heredado por tradición que la vida es sagrada incluso antes de darse en un ser existente en el mundo. Quizás haya vides que nunca debieran ser vívidas, porque la vida tiene valor una vez es, pertenece a un sujeto y solo él y nadie más tiene derecho a arrebatársela o a atentar contra su identidad, siempre pues a posteriori. Pero es lícito plantearse los inconvenientes de que alguien nazca en determinadas circunstancias y entornos. Incluso es legítimo que uno mismo revisando esa existencia con la que se encontró, identifique el mismo día de su cumpleaños los inconvenientes de haber nacido, porque los demás, por ortodoxia protocolaria solo le felicitarán, no se sabe bien si por haber sobrevivido, porque ya le queda uno menos o porque se le supone exultante de felicidad.

Sea como fuere, nacer no es a priori más que un hecho para quien nace; ese suceso biológico se tornará existencia con tonalidades humanas que nos harán destacar los inconvenientes o las ventajas de haber nacido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s