¿Hay violencia justa?

Discrepo, de los que habiendo reflexionado mínimamente sobre la controvertida cuestión sobre el uso de la violencia, concluyen una categorización absolutamente negativa o afirmativa, al margen del contexto en el que se sitúe ese ejercicio.

No me imagino que, en la vida familiar cuando el grado de agresión de un cónyuge -que en la gran mayoría de los casos es el hombre- pone en peligro la integridad del otro, a alguien se le ocurra predicar la no-violencia; porque si es cierto que las agresiones de género –de hecho es lo que son- debieran ser denunciadas desde el principio, para evitar que la violencia suba de tono, también lo es que el no haberlo hecho, ni legitima ni exonera al agresor de su acto, con lo que la víctima está y debe ser animada a defenderse a través de la violencia.

Cuando observamos como un menor es agredido en medio de la calle, no creo que nadie se cuestione si usará la violencia en caso de necesidad. Acudirá, deseo, al lugar de los hechos y si para liberar de tal torturar al niño tiene que usar puños y patadas, pues así lo hará.

Las ocasiones en que un pueblo ha sido sistemáticamente exterminado por otro nadie hubiera puesto en cuestión la legitimidad de ese pueblo a defenderse mediante la violencia: ¿Por qué no se organizó el pueblo judío contra el exterminio al que le sometió el estado nazi alemán y aceptó pasivamente ese supuesto castigo?

El movimiento del 15M –los indignados- eligieron la no-violencia como forma de reivindicación de una mayor participación del pueblo en la democracia, para que esta priorizara con urgencia los problemas de los desahucios, paro, pobreza ascendente y consecuencias con las que la crisis estaba azotando duramente a las clases medias y pobres. Fueron las fuerzas de seguridad del estado, por supuesta orden del poder ejecutivo las que ante el miedo de una revolución social cargaron violentamente contra estas manifestaciones pacíficas y ejemplares en España, que acabaron teniendo eco en otros países (aunque a su vez estas se viera animadas por las primaveras árabes).

Con las situaciones y contextos dispares mencionados entiendo que el uso de la violencia, que en principio debería desagradar a cualquiera, deber ser valorado y legitimado según el contexto en el que se ejerce. Entiendo que el criterio puede parecer laxo y que algunos pueden hacerlo tan elástico que legitimen su uso para fines que otros nunca admitirían, porque en definitiva depende del juicio que hagamos de la situación intermedia, es decir: ¿qué es una situación que legitima el uso de la violencia? Tal vez he dado a entender que aquellas en las que ya se es víctima de violencia (excepto el caso de los indignados que optaron por “recibir” a lo Ghandi). Alguien podría aducir que la violencia se puede ejercer y ser víctima de ella sin que esta sea necesariamente física, que existen otros tipos de violencia. Estoy de acuerdo, esta tipología del fenómeno violento es algo reconocido por sociólogos y psicólogos. Quizás añadiría que siempre es legítimo responder con el mismo tipo de violencia que se sufre, mientras no se puede acudir a la autoridad competente. O sea, con proporcionalidad.

El dicho consabido de que la violencia solo engendra más violencia, es lo que Hume diría una verdad de hecho. Ante tal reiteración de vías fallidas, aunque ineludible puntualmente, ¿no sería el momento de ser creativos?

Si la violencia entre humanos, nos demuestra la historia, a corto, medio y largo plazo es un error, ¿es que somos del género idiota o del género sapiens? Desgraciadamente, somos del género Homo Economicus,y hemos dicho que es un error, pero no que no sea rentable económicamente. Por eso se estimula desde el rincón de la casa más humilde a la mayor escala que podamos imaginar.

PD:¿Quién se está poniendo las botas en Siria?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s