El plagio de existir

Existir es un plagio, palabras provocativas de Cioran, con las que se declara él mismo el summum de la estupidez. ¿Cómo se puede copiar un vagabundeo vano, sin sentido, al cual se pasa el hombre buscándole un por qué todo el espacio-tiempo que dura el dichoso devaneo? Tal vez la envidia, la vanidad nos hace, cuando ni tan solo somos, ambicionar ser existiendo, aunque sea la forma más monótona y reiterativa de ser.

De ahí que existamos, como plagios aunque nos creamos por altivez únicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s