Existir,la necesaria convicción

Adolecemos de contundencia en nuestro modo de ser, existiendo pusilánime y discretamente como si no fuese nuestra disposición natural. Es, a partir de entonces, cuando existir se torna en un abrupto lastre extraído contra la voluntad ajena, aquella que parece poseer ese derecho natural.

Y vivimos, creyéndonos usurpadores de un bien de otro, una vida existente como condena eterna por la culpa originada al apropiárnosla. Procuramos mirar en el espejo de los que existen por derecho propio para captar el brillo único de esa experiencia, pero todos los reflejos son de un mate abrumador. Nos cuestionamos, si todos son ladrones de vidas o la existencia vivida no muda su brillo por su origen, sino por la intensidad y la convicción con que es existida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s