Sufrimiento nació en Occidente

Los acontecimientos extremos sucedidos en el último siglo, y lo poco que llevamos del presente, han provocado que Occidente se detenga con seriedad a reflexionar sobre el sufrimiento y el dolor, que los humanos se infringen a sí mismos. Casi, como si hasta ese momento las matanzas y torturas experimentadas por otros pueblos de la tierra no fueran del todo significativas (qué egocéntricos seguimos siendo). ¡Hasta tal punto nos ha afectado la barbarie, situada en nuestro territorio, que hemos elevado el sufrimiento a lo absoluto! si está originado por alguno de los hechos que hemos calificado de crímenes contra la humanidad. Lo peor que ha tenido lugar ha sido, según la valoración occidental el holocausto nazi. Ciertamente, sin adjetivos que puedan expresar tal salvajismo ni tampoco la resignación y pasividad de los propios judíos. Ahora bien, ¿qué hay de las bombas atómicas lanzadas por EEUU contra Japón, a todo correr porque el país asiático iba a rendirse y los americanos no querían dejar pasar la oportunidad de lanzarlas y despilfarrar la inversión y el esfuerzo en su construcción sin tener a posteriori una contrastación real de su alcance? Usar un armamento de destrucción masiva cuando ya es innecesario solo por el deseo de probarlo empíricamente lejos de tu propio territorio ,no es igual de salvaje que el exterminio realizado por los nazis? ¿Por qué no se ha juzgado a EEUU por este hecho? ¿Por qué no se ha juzgado a los tres narcisos de las Azores viendo las consecuencias de desestabilización y guerras que ha tenido su actuación unilateral y sin apoyo de la ONU en una zona sensible a los conflictos bélicos? Está claro que occidente tiene sus privilegios porque controla los organismos internacionales. Bien por la Justicia Universal.

Así pues, gracias a que occidente ha sufrido y ha sido vejado y torturado, todo esto son situaciones existentes y, en principio a erradicar. Aunque curiosamente ha habido una cierta tendencia a mitificar a los que han aguantado el dolor, sin rebelarse y después han sido capaces de testimoniarlo. Pocas veces se ha oído cuestionar la pasividad judía ante la matanza que se llevaba a cabo con ellos, se ha extendido una visión del sometimiento judaico a la voluntad de Dios, que es capaz de hacernos soportar, casi superando el sufrimiento, lo peor de lo peor. Sin opción prácticamente a otra actitud.

El dolor y el sufrimiento tienen múltiples manifestaciones. La comentada no es más que una de ellas con un aspecto atroz y salvaje. Son inconmensurables las diferentes formas de eclosión del padecer humano, por ello no se puede minimizar una u otra, porque seguramente estaríamos realizando un juicio de valor totalmente errado.

El sufrimiento es la manifestación de un dolor intenso, difícil de compartir, que reclama al otro estar y acompañar la soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s