Manipulados

Si a cada intuición le concediéramos el lugar predominante que por su origen merece, zafándonos de reglas y rígidas convenciones, tendríamos quizás respuestas satisfactorias, a las que nunca accederemos de forma alguna.

Somos seres que nos soportan su libertad, ni por ende su conciencia de existir como humanos. Así, se escudan bajo sistemáticos métodos de la razón que eludan su necesidad de decidir. En la vida social, una institucionalización excesiva con un Estado sin límites que reduzcan la libertad de pensar o actuar, sin que el individuo manipulado se aperciba, y se crea libre en un entorno que no le incomoda. En la vida personal nada le perturba si aplica los patrones sociales, si se resiste a ellos padecerá las consecuencias de la incomprensión, su exceso de intuición, de creatividad y se verá sometido a supinos intentos por someterlo a reglas rígidas y convencionales derivadas de la racionalidad.

No hay sociedad más cruel que la que esclaviza desde la mente del propio individuo, no por fuerzas externas sino por el poder que la manipulación le otorga.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s