Prepararse para morir

Prepararse para morir no es cosa vana, ya lo advirtieron los sabios griegos que la vida no era más que una preparación para la muerte. Esta afirmación tiene su sentido estricto en algún pensador, pero puede tener un significado más amplio si entendemos que ese prepararse no es más que crecer interiormente para saber afrontar lo que te depara cada momento vital. La muerte es un momento ineludible. Tal vez debamos deambular mentalmente por él, en más ocasiones, anticiparlo, para llegado el momento, acogerlo dignamente y hacer, también de él, un momento digno para los demás.

A las puertas del morir pueden acudir algunos con nosotros, pero a morir vamos solos. Y no podemos exigir la omnipresencia de otros en un momento que es solo nuestro, que no les corresponde a los otros. Dejarnos ir en cuerpo, con serenidad, adonde iremos de forma ineludible, nosotros y todos los demás, sin resistencia, ni violencia, que solo culpabiliza a quien te acompañó a la puerta del morir y no puede hacer más.

Prepararse para morir, es aprender a morir solo. Quien ha asumido la soledad en la vida, sepa quizás asumirla en la muerte.

Un comentario en “Prepararse para morir

  1. Pingback: Prepararse para morir | nomecreocasinada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s