La decadencia del héroe occidental

Desenmascarado el hito del progreso moral del hombre, asociado al progreso científico-tecnológico, la cultura occidental ha perdido, por mérito propio toda legitimidad y autoridad para atribuirse el papel de centinela de la humanidad.

Este progreso dual (moral/científico-social) fue cuestionado casi desde su origen; pero ha sido a lo largo del S.XX y principios del XXI cuando ha quedado evidenciada su falsedad, superando todos los intereses económicos que movilizaban esta vinculación.

Así, Occidente seguirá actuando con total impunidad , violando incluso el derecho internacional que él mismo legisló. Porque es juez y parte. Pero, ya no lo hará sin que se alcen multitud de voces que denuncien su atropello y su parcialidad a la hora de enjuiciar acciones de distintos países.

También, seguirá pisando los derechos humanos sin titubear, esos que utiliza como coartada para invadir los estados que le interesa. Pero, ya no tendrá credibilidad ninguna, cuando clame en su defensa y veamos después matar impunemente a personas por su raza o condición social sin margen de ser defendidos, a personas expulsadas de sus casas, sin fuente de energía , sin recursos para comer…el número silenciado de suicidios por desesperación, para que no cunda el pánico, en algunos países.

Ya sabemos quién es cada cual y dónde se sitúa. No hace falta que se inventen más héroes contra villanos, ya que hace tiempo que descubrimos que son personajes de ficción. En la vida todos somos algo mixto y por eso debemos atender a las críticas por si nos excedemos en lo de villanos.

La decadencia de Occidente está en caída libre. Hay quien intenta frenarla porque cree que la demostración ha sido suficiente. Pero, de hecho, no es ningún simulacro, sino el despliegue natural de una cultura egocéntrica que se ha atragantado de sí misma, se ha empachado de sus relatos y ya no digiere. En este nivel de desorientación no puede más que bracear para parar la caída que ya es irreversible. Solo nos resta recoger los pedazos y construir, nunca reconstruir.

Un comentario en “La decadencia del héroe occidental

  1. Pingback: La decadencia del héroe occidental | nomecreocasinada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s