Creatividad o formateo cerebral

Vacilar entre una cosa y su negación es un ejercicio lógico habitual entre los humanos, que indica claridad mental. Es decir, es obvio que no puedo elegir simultáneamente A y No-A, porque es como decir que compro y no compro a la vez manzanas. Sería una contradicción (la verdad de una implica la falsedad de la otra). Mientras que podría hacer afirmaciones que siendo ambas falsas o las dos verdaderas no evidenciarían ninguna incongruencia lógica en mi razonamiento.

¿Estas formas y otras del razonar y argumentar correcto para qué sirven? Bien, de entrada diremos que, lo que de aquí se obtiene al final que es la derivación deductiva, le sirve principalmente a la ciencia. Gracias a determinadas formas correctas de derivación lógica se pueden establecer fórmulas en matemáticas, física, química, etc.,…son útiles como formas garantizadas de derivar unos enunciados lógicos de otros que agilizan el proceder en otras ciencias formales y en el aspecto formal de ciencias experimentales.

Aparte de esta primera utilidad, moldean el pensamiento a la hora de razonar. Esto es positivo en cuanto que de forma espontánea hay procedimientos falsos que ya están desestimados, y a la vez es negativo porque pueden mermar la creatividad del sujeto pensante. Encapsulados en un proceder racional estándar, llegamos a un tipo de conclusiones que vienen preestablecidas por la forma de razonar, y nos privamos de muchas otras opciones, a las que llegaríamos si nuestro cerebro no estuviera tan condicionado.

Así, cuando se habla de creatividad hay que abrir la mente, a una diversidad de planteamientos a partir de los cuales puede ser afrontado un problema. Desde los primeros años de escolaridad, en que si en ambiente es el adecuado, el niño se siente legitimado a dar las respuesta más inverosímiles, hay que intentar captar lo nuevo y creativo de la propuesta del infante, para estimularlo en lugar de ir moldeando su cerebro. Con esto, y me gustaría no expresarme mal, no hay que venerar cualquier disparate adorando al niño por el hecho de serlo, sino intentar leer entre líneas y extraer aquello que en el fondo está expresando el chaval con sus cuatro, cinco años, por muy evidente que nos pueda parecer a nosotros, tal vez sea algo precoz para un niño que no ha podido tener contacto con ese tipo de realidades.

De esta forma la lógica puede formatear el disco duro, pero lo deja virgen en el sentido de que el sistema operativo que incorporemos puede dar lugar a un sinfín de programas que permitan la creación de más subprogramas o de un office circular que solo le quede esperar la renovación del propio software.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s