Indagar

Si, en el ejercicio de la filosofía, alguien se obstinara en el análisis de algún asunto, deberíamos pensar que algo esencial se amaga a la mayoría. Ya que nadie entrenado en filosofar intuye en el vacío, ni se deja fácilmente doblegar por cantos de sirenas. Allá donde el olfato nos exige husmear algo ahí que merece ser revelado, aunque se nos presente de entrada como una nimiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s