Voluntad

El esfuerzo es hijo de la voluntad, esa madre que exige pero arropa. Se mantiene tenso mientras hay motivo que así lo requiere, aunque el sujeto se pueda sentir ninguneado e ignorado.

Esa voluntad que ejerce su maternidad rigorosa da tesón y Fortaleza al esfuerzo para mantenerse vivo, hasta que pueda ceder y acunarse en los brazos maternos que reconocen y compensan esa resistencia inaudita.

La voluntad, que expresa su poder mediante su hijo el esfuerzo, es la facultad más nítida que incluso llega a ser virtud, diría si su propósito es el bien.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s