Sensaciones verdaderas o falsas

Las sensaciones son experiencias subjetivas que no están sujetas al tribunal de la verdad. Decía el maestro Cioran que “No hay sensación falsa”[1], porque su naturaleza tiene origen en la sensibilidad interna y no en la pretensión de dar cuenta de ningún objeto externo, sino como expresión de nuestra reacción sensitiva ante el mundo. Por ello no las hay falsas ni, por ende verdaderas, en cuanto no pertenecen al ámbito lógico-ontológico.

Así, podemos manifestar lo que sentimos que somos, que no tiene por qué responder a lo que realmente somos. De alguna manera si “el ser es sospechoso, ¿qué decir de la vida que constituye su desviación y su deshonra?”[2] o dicho en otros términos, si no hay certeza sobre el ser, dudamos que haya algo que sea, qué podemos afirmar de su expresión deteriorada que es la vida, en la medida en que la cualificamos de forma que nunca cualificaríamos a ese supuesto ser.

Aquí se halla uno del os mayores escollos para el conocimiento humano, sentimos lo que no necesariamente es, y sobre el ser, del que ya dudamos, solo alcanzamos noticia de un algo desviado que se supone nos da cierta información sobre el objeto principal ya puesto en cuestión.

Las sensaciones no son falsas, porque no nos dan a conocer el mundo, pero tal vez sean los indicadores más fiables que tenemos para orientarnos en él.

[1] Cioran,Del Inconveniente de haber nacido.Ed. Taurus

[2] Cioran,Del Inconveniente de haber nacido.Ed. Taurus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s