Giro ético

Un mundo, que sangra a vena hendida, no halla reparación a su hemorragia: ese canal caudaloso de elegantes corruptos que expolian a los falsos usureros que trafican pan, trabajo y techo.

La historia oficiosa coincide cínicamente con la oficial, y nada se desmorona, más que los individuos que creían tener algo para reivindicar. Ya no hay doble vinculo que desenmascarar, la maldad, el egoísmo, el fortalecerse a costa del dolor de los demás se han exteriorizado, sin rubor ni culpabilidad. Parece que así son las cosas, así funcionan, quien lo entiende solo puede actuar para no sucumbir por debilidad.

Un mundo cuya hemorragia es infinita solo responde a base de mal. Este se ha impuesto como el valor principal porque, al fin y al cabo, muestra que el mayor bien para el individuo es impregnarse de mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s