Resaca

Todo acontecer abrupto, tras su paso, produce una resaca emocional en el sujeto. Este , fuera de lugar, carente de sus recursos defensivos, se le antoja insuperable la tormenta pasada, que no es capaz de discriminar de la absorbente resaca que le azota.

Llanto, pavor, odio, rencor ,tristeza, soledad, vacío. Todo es uno, en una marmita de barro, entremezclándose para dificultar, aún más, la identificación de los ingredientes, que no son ya de tempestad, sino de amargura.

Una resaca amarga por haber sido desposeído de lo que creemos que es por siempre nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s