Lo Bello y lo Bueno

Si como aseguraban los griegos lo Bueno es bello, no cabe maldad en la belleza. Esto nos induce a revisar el concepto de belleza, ya que no podemos estar refiriéndonos a la frivolidad con que la Sociedad actual se sacude el término.

La belleza de algo debe consistir en su esplendor, en la máxima expresión de lo que sí se puede llegar a ser, se es, o se aparenta ser. Ese máximum se despliega desde las raíces del algo que aspira a ser bello, por tanto con todo su ser puesto en búsqueda de lo mejor de sí mismo, de lo resplandeciente. Aproximándonos a la belleza no podemos más que hacerlo al bien.

Por eso, lo bello es también bueno y lo malo no tiene cabida ni en la ética ni en la estética más que como negación. En el momento en que banalizamos términos estéticos como la belleza estamos a su vez menospreciando la ética, porque si bello es el que está bueno, debemos reconocer que bueno es el que está bello, y acabaremos con los personajes de Disney en que los buenos son además los bellos y los malos los feos. Todo por haber confundido estar con ser. La ética me orienta sobre el deber ser y la estética sobre el deber estar derivado. Una armonía resultante estética y ética, porque de cómo crea que debo actuar y actúe se derivará mi forma de estar y habitar el mundo, mi estética.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s