Cansancio

El cansancio es el reconocimiento de haber exprimido la vida con intensidad, en el dolor y en el placer. Cuando invade la existencia funciona como una alerta que nos invita a dar un giro vital. Quizás nos exigió el vivir un sobresfuerzo máximo, y necesitemos sosiego, calma y un mirar reflexivo más que un actuar hiperactivo.

El cansancio te habita, se deposita en ti, y te acomoda en el sofá con la musculatura floja y el hálito apagado. Es un duende del bien, que busca recompensar el esfuerzo, y te inhabilita para más, te concede el deseo de poseerlo para poder, hipotéticamente, desposeerlo, aunque no imagines que te abandone nunca jamás.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s