Espacio y tiempo

Cuando el tiempo transcurre más veloz que nuestra capacidad de asimilar acontecimientos, es que los años forman una concha de caracol que arrastramos pesadamente. Se produce ese fenómeno curioso en el que te sientes persiguiendo al tiempo para no quedarte retrasado. Y corriendo, en el espacio y en el tiempo, intentamos dar caza al tiempo, como si en algún punto difiriese del espacio. Sin más calibrar, que si hubiese semejante escisión bastaría con ralentizar el paso del tiempo, sin precipitarnos en el espacio. Pero la premura nos lleva al error en el sentido opuesto, y es que tampoco podemos acelerar el espacio para dar con el tiempo, ya que son y están unidos en el acontecimiento. Lo que varía es nuestra percepción subjetiva, deformada por nuestras posibilidades de cognición. Al igual, que su unidad o conjunción decían que eran posibilidad de toda cognición, con los años pueden ser además fuente distorsión.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s