La opción de existir

Como vivir no es un acto vegetativo para los humanos,  y eso parece que lo hemos aprendido todos, hagamos lo que hagamos; existimos vanidosos, recelosos o a regañadientes sin alternativa. Es durante ese extenso vagar y divagar en el que atravesamos desiertos y fastuosas sendas de flores, que generamos disyuntivas por las cuales hacer de la existencia algo sustancialmente distinto de acto vegetativo: una opción a conciencia.

Y cuando se elige la existencia se vive, cuando se soporta se muere.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s