Periodismo y Filosofía

Ser periodista, para algunos, constituye una profesión arriesgada, osada y rebelde, mientras lo es. Cuando no, se convierte en una especie de funcionariado sometido al poder. Algo semejante pasa con los filósofos, o por allí donde pasan sus palabras resquebrajan el statu quo, o ser filósofo no deja de ser un acomodarse a ese estado de cosas.

Porque si el periodista busca informar sobre lo que pasa realmente, deberá necesariamente trascender el ámbito de los hechos, mostrar la interpretación de estos que se hace de las partes implicadas, así como de sus argumentos e incoherencias. De la misma manera, quien se presenta como un crítico de lo que es y deviene, deberá poner en cuestión desde lo sagrado hasta lo más obvio, para demostrar que el análisis racional solo debe detenerse en aquello que constituyen sus límites, no los muros impuestos artificialmente por otros intereses externos.

De esta forma, analizando hechos y conocimientos no seremos más sabios quizás, pero sí menos ignorantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s