Creatividad,no gracias

Las Instituciones que exigen la creatividad de sus trabajadores como una cualidad imprescindible, pero dirigen con una vocación autoritaria e impositiva son aquéllas que utilizan estrategias de manipulación mediante las cuales intentan persuadir a los equipos y clientes que son ellos con su participación que marcan las directrices de los fines institucionales. Lejos de eso la dirección,  marcada por un liderazgo autoritario, impone, un discurso que marca la franja de los buenos y los malos profesionales, prescindiendo de cualquier otro criterio de calidad, que el uso de un método que unifica trabajadores como si fueran robots y, su creatividad fuera en cualquier caso penada. Este empeño de homogeneización responde, en última instancia a lo que parece defenderse, a la libertad de criterio, a la creatividad, a la genialidad y a que la diferencia individual pueda ser significativa-como si no lo fuera siempre- Algo así, como una sociedad donde se eliminan las desigualdades naturales, porque el sistema nos iguala monótonamente a todos. Qué contrasentido: resonancias comunistas en la jerarquía y estructura donde ya no hay resquicio alguno de voluntad social.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s