Pre-campaña en Venezuela

Parece que se ha puesto de moda viajar a Venezuela, al menos como destino turístico al que acceden nuestros políticos en pre-campaña. Bueno, todos menos uno, que según el grado de suma confianza que todos le atribuían con Maduro, sería el más efectivo, pero que a su vez sería el único decapitado si lo hiciera, Pablo Iglesias.

Sinceramente me pregunto quién puede otorgarse el rol de intermediario si, atendiendo a algunas fuentes de información, la presentación y “análisis” del caso Venezuela no ha sido hecho con objetividad. Cierto que la figura del presidente y sus actos no han ayudado nada a la credibilidad, pero eso no justifica que se haya cedido a un simple maniqueísmo propio de los años 70-80 en Latinoamérica propiciado desde la sombra por EEUU.

Deberíamos, o diría más estamos obligados en las democracias occidentales a disponer de toda la información para no caer en políticas interesadas y maniqueas, porque eso sería justicia. Puede que los gobiernos europeos sepan qué pasa y como siempre los bobos manipulados seamos los ciudadanos.

Pediría a los políticos españoles que dejen de viajar a Venezuela, si no es para conseguir una versión más ajustada de lo que allí ha pasado y está pasando. Sobre la figura de Maduro no necesitamos más que contextualizarla y aceptar que mesías también tenemos aquí. Pero me parece que no podemos  desviar el problema y personalizarlo, porque algo más ocurre y ha ocurrido en Venezuela, para llegar a esta situación. Maniqueísmos americanos no, gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s