Navidad, cargante navidad

Publicado en este blog en 2016

nomecreocasinada

Condenados a cumplir un año más con los rituales del calendario, las navidades se presentan como ese período en el que casi nadie es quien debería ser, y se nos impele a mostrarnos lo felices que somos en esa familia que a menudo preferiríamos esquivar. No es de extrañar que en la sociedad de la hipocresía haya un momento culmen y apoteósico de fariseísmo.

Entiendo que lo más hiriente es que sutilmente se extienda la identificación de la alegría navideña con el amor a la familia. Este infundio no tiene otro propósito que conducirnos a mostrar sin fisuras ese amor mediante regalos. ¡Cómo no aparece el consumo como voluntad oculta! Pero, bien sabemos que las relaciones humanas son complejas y que haya o no afecto y amor entre las personas lo más adecuado no es forzar un encuentro artificial. Las celebraciones navideñas acaban a menudo con heridas más profundas entre…

Ver la entrada original 91 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s